Mexicano Controversial Mexicano Curioso

El aborto: ¿Un derecho o la salida fácil?

EL TIEMPO ESTIMADO DE LECTURA PARA ESTA ENTRADA ES DE: 14 MINUTO(S).

El aborto, definido por el sagrado diccionario como: “Interrupción del desarrollo de un feto durante el embarazo, de forma natural o provocada”.

En este texto nos enfocaremos a la interrupción de forma provocada o intencional, aunque haremos una breve mención de la interrupción natural.

El aborto… muchas personas están a favor de que se despenalice, otras están en contra; los motivos son diversos, los mismos están basados en ideologías religiosas, políticas, sociales, morales, etc.

Antes de seguir, quiero comentarte que las legislaciones con respecto a este tema varían en todo el mundo, hay paises en donde no se considera un delito, aunque se deben cumplir ciertos requisitos como un plazo máximo para proceder; hay paises donde se considera un delito, con algunas excepciones de ley donde sí está permitido; hay paises donde el aborto voluntario se considera un delito bajo cualquier circunstancia, incluso hay lugares donde está penado por la ley si la mujer sufre un aborto involuntario.

Yo opino que el aborto debe estar prohibido bajo cualquier circunstancia, si la voluntad de Dios es que tengas un hijo, es tu deber tenerlo, ¿para qué ir en contra de su voluntad?… Meh. Es una broma, de ninguna manera opino lo escrito anteriormente.

Ahora, vamos a mi verdadera opinión:

Antes, una triste historia:

En 2015, después de tener una triste conexión a internet con una triste velocidad de transferencia de 3.5 Mbps, y verla reducirse a 1 Mbps, y presentar constantes desconexiones a internet, y luego de un aproximado de 112 horas al teléfono, (dos llamadas a la semana, cada semana, de cada mes, de los últimos dos años), es decir, 4.6 días de mi vida hablando por teléfono, en llamadas únicamente realizadas a mi proveedor de servicio, siempre por el mismo motivo, y todo porque aprobaron la reforma en telecomunicaciones en mi país, lo que provocó que mi proveedor ya no quisiera invertir en infraestructura en la zona donde vivo, lo que provocó que el servicio se saturara, lo que provocó que tenga que reiniciar mi módem cada 3 horas, ya que cada que levantó un reporte me hace esperar periodos excesivos de tiempo (de 24 a 72hrs.), tiempo que no sería excesivo de no ser porque la falla fue reportada dos años atrás. No diré el nombre de mi proveedor para proteger su privacidad, pero su nombre empieza con T y termina con X, si tienen oportunidad de contratar a cualquiera menos a éste, háganlo.

Resulta que cansado de llamar y hablar siempre con operadores que me hacían revisar las conexiones físicas del servicio, decidí acudir a PROFECO, después de dos audiencias de “conciliación” al mejor arreglo que se podía llegar era a que me otorgaran 2Mbps de velocidad de transferencia, sin embargo, yo aún era joven y cometí el error de decir: o todo o nada, con todo me refiero a 5 Mbps que era lo que ofrecía la empresa en aquel entonces, y me quedé con nada, es decir, un 1Mbps, ya que la procuraduría al parecer está de adorno ya que no cuenta con las facultades de sancionar a la empresa, mucho menos de obligarla a que preste el servicio tal y como lo ofrecen en su publicidad; lo único que me quedaba era acudir a los tribunales, por lo que en mi casa decidimos dar por terminado este conflicto y esperar a que la propia empresa pague por sus actos. Tiempo después reflexioné y me di cuenta que hay veces en la vida que no se pueden asumir posturas de “sí o no”, de “todo o nada”; pero ¿a qué viene todo esto? Muy simple, considero que en este tema del aborto no podemos asumir posturas rígidas en cuanto a prohibirlo totalmente o pemitirlo totalmente; y no es que esté comparando el tema del aborto con el tema del mal servicio de internet que me brinda mi proveedor, sencillamente conté la experiencia que provocó mi forma actual de abordar muchos temas cuando los mismos son debatibles o controversiales.

-Fin de la historia-

Yo considero lo siguiente:

El aborto debe estar penalizado, pero no debe existir ninguna pena bajo los siguientes supuestos:

1.- En caso de que el ser que se está esperando sea producto de una agresión sexual a la madre.

2.- En caso de que la vida de la madre corra riesgo.

3.- En caso de inviabilidad fetal de carácter letal.

4.- En caso de que haya una alta probabilidad de que el bebé padezca una discapacidad severa, para este supuesto debe existir una ultra-regulación por parte de los autoridades que evite la “purificación de la raza”.

5.- En caso de que sea un aborto espontáneo o involuntario.

Análisis:

1.- En el caso de que la mujer sufra una agresión sexual, no veo razón que justifique que deba cargar con un ser producto de este desagradable acto, lo anterior porque la relación coital fue forzada. Para lo anterior dicho, debe existir el documento legal donde la violación haya sido denunciada, y considero que el plazo debe ser durante las primeras 12 semanas.

2.- Si la vida de la madre corre riesgo, y hay probabilidades de que al inducir el aborto, la madre salve su vida, no le veo mucho sentido cambiar una vida que ya está desde hace tiempo por otra que viene en camino, creo que es “mejor” conservar la vida que ya está. En este caso debe existir un diagnóstico médico que respalde la situación, y no creo que deba existir un impedimiento en cuanto a la etapa de desarrollo del futuro humano, es decir, no debe haber plazo.

3.- En caso de que un diagnóstico médico determine que el embrión o feto padece una alteración congénita o genética de carácter letal que lo hace incompatible con la vida fuera del útero materno, es decir, que a pesar de todos los esfuerzos médicos la vida del futuro humano corre riesgo, pudiendo referirse a que el bebé nacerá muerto, o morirá en los primeros momentos, o morirá en los primeros días, semanas o meses. De igual manera, debe existir el diagnóstico médico de algún especialista en la materia, y considero que debe realizarse en el momento que el médico lo considere, incluso si es en el último momento, es decir, sin plazo.

4.- Este punto considero que es el más delicado de todos, ya que para mi gusto puede prestarse a una “purificación de la raza”, o sea, puede prestarse a que las personas decidan no tener al hijo para no “cargar” con él, o incluso para no traer una persona que presente alguna discapacidad, mejor dicho, una persona con capacidades diferentes, lo anterior con el fin de “limpiar” la humanidad; considero que debe existir un criterio que defina los plazos y circunstancias específicas en las que se pueda acceder al aborto, siempre que exista suficiente evidencia de que la persona que nacerá no tendrá acceso a una buena calidad de vida, es decir, que no haya ningún modo en el que se le pueda ayudar en vida, en caso contrario debe estar prohibido realizar mencionada práctica, lo anterior con el fin de evitar la “purificación de la raza” que mencioné durante este párrafo.

5.- Considero que no hay razón para sancionar a una mujer por perder al embrión o feto de manera accidental, independientemente de la causa: que haya sufrido algún accidente, que haya tomado algún medicamento o algún otro supuesto que haya realizado la mujer sin la intención de finalizar el embarazo.

Hay países que permiten el aborto en algunos supuestos, sin embargo yo no considero que sean adecuados, los menciono a continuación:

1.- Problemas económicos: Yo no considero que sea un causal suficiente para evitar el nacimiento de un niño, el hecho de que la madre enfrente problemas económicos, toda vez que existen otras alternativas como solicitar ayuda de tipo familiar, gubernamental, etc. Incluso puede darse el caso de que el niño nazca y al enfrentarse a la situación de pobreza sea una de las personas pilares en el cambio del sistema económico actual a uno que fomente la igualdad social.

2.- Decisión de la mujer:  Estoy de acuerdo que la mujer decide sobre su cuerpo, pero la idea que no comparto es que  decida interrumpir el embarazo sólo porque no lo quiere tener, toda vez que no considero que sea adecuado limitar el derecho de nacer al feto o embrión; considero que si la futura madre no se encuentra en disposición de criar al hijo, puede tenerlo y darlo en adopción; además, existen muchas personas que no pueden tener hijos, y no se me hace equitativo que las personas que si pueden tenerlos decidan alterar el proceso de esta manera, ya que previo al acto sexual (coito) existen muchísimos métodos anticonceptivos, ya sea de barrera, hormonales, o de conocimiento de fertilidad; incluso existe la famosa píldora de emergencia, misma que se puede tomar hasta 72 horas después el acto sexual. Considero que si no es deseo de la mujer embarazarse, existen muchas alternativas para que eso suceda, pero si a pesar de todos los esfuerzos anti-embarazo, el embarazo se inicia, no veo justificación suficiente para abortar el proceso. La vida siempre nos pone pruebas, y quizá lo mencionado en la oración anterior sea una de ellas o quizá no sea absolutamente nada.

Hay otro punto que quiero abordar:

Los derechos del padre.

La ley le exige al padre biológico hacerse responsable económicamente del nuevo ser humano durante los primeros años de su vida, por lo general, hasta que cumpla la mayoría de edad, y unos años más en caso de que el hijo siga estudiando; basándome en lo anterior, estoy de acuerdo que la madre debe decidir sobre su cuerpo, pero para que nazca una persona es necesaria la intervención de una mujer y de un hombre; hago un paréntesis, no creo que se pueda argumentar algo contrario a lo dicho anteriormente, como mencionar el caso en que la mujer haya sido agredida sexualmente, porque ya existe un supuesto que ya considera esta desagradable situación; tampoco creo que se pueda argumentar que se puede generar un embarazo a través de fecundación in Vitro, o sea, sin la intervención del hombre, aunque en parte esto es cierto, no le veo lógica a buscar embarzarse por alguna de estas técnicas para luego arrepentirse y querer abortar. Volviendo al punto, las obligaciones van de la mano con los derechos y viceversa; si quieres tener derechos, debes cumplir tus obligaciones y si cumples tus obligaciones necesariamente mereces tener derechos. Por lo anterior, en caso de que la persona nazca, el padre tiene que cumplir obligaciones, entonces el padre también tiene derechos sobre esta decisión llamada “aborto”, es por eso que considero que a menos que se compruebe que el padre, mejor dicho, el futuro padre no se fuera a hacer cargo del futuro hijo o hija, ya sea porque ni siquiera tiene un trabajo, o tiene más hijos y no se hace responsable de ellos, o alguna otra causa que realmente acredite que el futuro padre no se haría o hará responsable… el futuro padre tiene el 50% de la decisión sobre abortar o no. Un momento, quiero hacer énfasis a que me refiero únicamente al caso donde la madre simplemente no quiere tener al hijo y quiere abortarlo, y la misma no se encuentra en ninguno de los supuestos que ameriten el aborto, por ejemplo que haya sido vícitima de agresión sexual, corra riesgo su vida, o alguno los mencionados a lo largo del texto, y recalco, únicamente sea porque ella así lo desea.

Dicho lo anterior, si las personas que tienen el poder de crear las legislaciones con respecto a este controversial tema, deciden que el aborto puede estar permitido si la mujer simplemente no quiere tener al hijo/a, considero que lo correcto debe ser que la decisión la tomen los padres por unanimidad, en caso contrario, se podría decir que se están negando los derechos del padre sobre dicha decisión.

Finalmente, todo el texto que acabas de leer es la postura que tengo respecto a este controversial tema, ¿tú qué harías? Es necesario aclarar que únicamente estoy abordando como creo que debería ser la legislación. Para evitar extender más este texto, dejaré para otra ocasión más cosas que quiero abordar, por ejemplo, analizar si existen alternativas al aborto, en caso de que si las haya, ver cuáles son viables y cuáles no.

FIN.

Comparte el amor...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments