Mexicano Amoroso Mexicano en el Noviazgo

Amor… ¿Cuál es tu contraseña?

EL TIEMPO ESTIMADO DE LECTURA PARA ESTA ENTRADA ES DE: 6 MINUTO(S).

En alguna ocasión se me acercó un amigo y me dijo: Goyo, mi novia me pidió mi contraseña, ¿qué hago? tengo mucho miedo; la verdad es que la parte de “tengo mucho miedo” me la he inventado, en fin.

Los argumentos que mi amigo me dio en ese momento me parecieron sumamente malos, en el momento creí que su novia se había esforzado bastante en crearlos, tiempo después me di cuenta que esos argumentos te los dan casi siempre, de hecho están disponibles en algunos sitios en internet, basta con escribir en cualquier buscador web: ¿cómo engañar a mi pareja para que me entregue las contraseñas de todas y cada una de sus cuentas sin que me cuestione? En realidad basta con escribir: Mi novia/o me pidió mi contraseña ¿qué hago?, lo que verás en los primeros resultados serán enlaces que dirigen principalmente a foros donde se discute este tema, en estos lugares puedes conseguir muchos de estos “argumentos” que tratan de sotener algo insostenible.

Entre los principales argumentos están:

  • Si hay amor verdadero no deben existir secretos.
  • Si realmente confías en tu pareja debes permitirle inmiscuirse en tu asuntos.
  • Hazlo como una “prueba de amor”.

Existen más “argumentos”, pero te diré que a mi gusto son igual de incoherentes que los ya mencionados.

En aquel entonces lo que le sugerí a mi amigo fue: Deja a tu novia; tristemente mi amigo decidió ser una persona sumisa y no hizo nada al respecto, simplemente cedió ante las exigencias de su novia, le entregó todas sus contraseñas, él me dijo en otra ocasión que lo hizo por miedo, no quería perder su relación y prefirió hacer esto o tener problemas por no hacerlo.

Algo de análisis:

La palabra “noviazgo” es definida en las santas escrituras como: m. Condición o estado de novio o novia. La palabra “novio/a” la definen como: Persona que mantiene con otra una relación sentimental de cualquier tipo. 

Entiendo que cada persona cuenta con sus propios criterios sobre lo que implica un noviazgo y hasta donde se debe llegar por “amor” a la otra persona, sin embargo, soy creyente de que deben existir ciertos límites. No se debe ignorar el hecho de que tu relación es para compartir con la otra persona, esto implica que en ningún momento debes dejar tu papel como individuo. A pesar de que estés viviendo una relación de este tipo con otra persona, sigues teniendo el derecho de llevar una vida privada, por lo que puedes tener tus secretos, y tú decides si quieres compartirlos o no.

En alguno de los argumentos se menciona que debes confiar en la otra persona, y si bien, aunque esto sí es cierto, no se debe perder de vista que cuando ocupan este argumento para persuadirte, orillandote a que hagas algo sin que siquiera te des a la tarea de cuestionarlo, están tergiversando lo que realmente plantea el argumento con respecto a la confianza. En un caso práctico, no es lo mismo que tú confies en una persona y compartas con ella una infinidad de cosas, sin que la otra persona te lo pida, es decir, compartes sólo lo que tú quieres compartir, a que la otra persona te diga que es lo que debes compartir con ella, y es que, en este caso, al darle tus contraseñas a otra persona le estás dando acceso ilimitado y en todo momento a lo que la persona quiera saber sobre ti.

También está el caso donde te amenzan y te dicen: si realmente me quieres, me debes dar una prueba de amor; y no es que yo sea una persona experta en lo que debe ser o no una prueba de amor, a pesar de esto, te puedo decir con absoluta seguridad que no te dejes engañar, ya que el darle acceso a tus contraseñas a tu pareja no es una prueba de amor, más bien es prueba de que estás a disposición de la voluntad de tu pareja.

Finalmente, si te preguntas: ¿qué debo hacer si mi pareja me pide mis contraseñas?

Independientemente de que sea para desbloquear tu celular, leer tu correo electrónico, ver tus redes sociales, acceso a foros, etc. debes actuar con prudencia, las recomendaciones que yo te doy son:

  • Habla con tu pareja y explícale que tienes derecho a una vida privada, que no es no confíes en ella, pero que debe entender que no tiene derecho a pedirte este tipo de cosas.
  • Trata de evitar el famoso trueque de información. El trueque consiste en llevar a cabo un intercambio, tú le das tus contraseñas a tu novia y ella te da las suyas a ti o viceversa.
  • No renuncies a tu vida privada, esto es fundamental si deseas que tu relación se encamine hacia el éxito, y no te estoy invitando a llevar a cabo conductas egoistas, más bien te estoy haciendo la invitación a que establezcas límites sanos que la persona con la que estás llevando una relación de noviazgo no sobrepase.
  • En caso de que tu novia/o no entienda razones, lo mejor será que des por terminada la relación.

La advertencia final:

Si eres una persona que crees que te estoy engañando y a pesar de haber leído las razones que te he dado, irás y le darás tus contraseñas a tu pareja, sólo dejame decirte que estás en todo tu derecho de hacerlo, pero es necesario advertirte que esto sólo es el comienzo, si permites que esto ocurra es altamente probable que en algún momento posterior debas darle explicaciones a tu novia/o de cada acción que realices durante el día, para evitarte ese sufrimiento no olvides todo lo que has leído en este texto.

FIN.

Comparte el amor...
  • 1
    Share
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments