Mexicano en el Noviazgo

Escogiendo la pareja ajena

EL TIEMPO ESTIMADO DE LECTURA PARA ESTA ENTRADA ES DE: 5 MINUTO(S).

El otro día encontré un comentario en una conocida red social que decía más o menos lo siguiente:

“Cualquier cita que quieran hacer con ******* ********, mandenme inbox, soy su mejor amiga y debo aprobar primero al vato que la quiera, ya no queremos que le rompan el corazón.”

En ese momento quedé un poco sorprendido y, me pregunté, ¿Acaso las personas que conocemos tienen el derecho de decidir con quién podemos entablar un noviazgo?

Primero vamos a ver, ¿qué personas son las que normalmente se enteran de tus asuntos amorosos?

Normalmente nuestros amigos y familiares más cercanos son las personas a las que solemos contarles este tipo de asuntos.

¿Deben nuestras personas más cercanas elegir con quién debemos iniciar un noviazgo?

Por supuesto, es lo que está de moda… No es cierto, la verdad es que no, no deben intervenir en lo más mínimo. Lo que si pueden hacer es darte consejos. Aquí hago un breve paréntesis, en el caso de que seas una persona menor de edad, tus padres pueden determinar si te permiten tener una relación de este tipo o no; en caso de que si te lo permitan, tampoco tienen el derecho de elegir con quién debes salir, a menos que estés corriendo algún tipo de riesgo, toda vez que al ser tus representantes legales la ley les exige velar por tus intereses y salvaguardar en todo momento tu integridad como persona.

¿Cuál es la diferencia entre que una persona intervenga y que una persona te de un consejo?

Muy simple, la intervención implica tomar parte en un asunto y un consejo es únicamente una opinión que una persona da sobre algún tema. En otras palabras, al intervenir se está tomando parte en la toma de la decisión, al aconsejar sólo se está dando una opinión que puede ser tomada en cuenta o completamente ignorada.

Goyo, la mera verdad no te creo, no creo que haya personas que dejen que terceros elijan sobre a sus parejas.

Es que suena a algo que me hubiese inventado debido a que no se me ocurria sobre que tema escribir, pero tristemente es algo que pasa con demasiada frecuencia.

¿Entonces no tengo que permitir que alguien apruebe a la persona con la que es mi deseo iniciar un noviazgo?

Por tu propio bien no, no debes. Considero que esta es una decisión personal y no tendrías una razón que justifique que un tercero intervenga.

¿Tampoco debo pedir consejos de terceros para evitar que intervengan en mi decisión?

No creo que debas tomar medidas rígidas, al vivir en una sociedad tenemos la ventaja de estar con más personas, y nunca está de más pedir la opinión de alguien de confianza, de hecho en muchas ocasiones el escuchar consejos te ayuda a tomar una mejor decisión, lo único que debes hacer es tener mucho cuidado ya que la línea que divide un consejo de una intervención es muy delgada.

Mis padres son muy controladores, cuidan incluso este aspecto de mi vida con mucho detalle, ¿qué puedo hacer?

Si eres una persona menor de edad, tus padres tienen la obligación de procurar tu bienestar, incluso la ley les permite intervenir en este tipo de cuestiones; en cambio, si eres una persona mayor de edad, la ley te da libertad de decidir completamente sobre tu vida, en este caso puedes hablar con tus padres y decirles que agradeces su preocupación pero que son decisiones que te corresponde tomar a ti, no a ellos, en caso de que no puedas hacerlos entender, eres libre de tomar tus decisiones aunque ellos incluso te dejen de dirigir la palabra.

¿Puedo dejar que alguien intervenga porque me quiere y desea evitar que me hagan daño?

No creo que sea adecuado, para empezar si alguien realmente te quiere, debe darte la libertad de tomar tus propias decisiones, además, somos seres humanos, estamos expuestos a demasiadas cosas, nadie puede evitar que te sucedan cosas, recuerda la frase: El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional“, así te será más fácil no estar al pendiente de cada detalle de tu vida con el fin de evitar que alguien pueda ocasionarte un “daño”.

Conclusión:

Las personas somos libres de elegir si deseamos tener una relación de noviazgo o no, en caso de que deseemos tener una pareja nadie tiene el derecho de escoger o aprobar a tu pareja, si una persona intenta hacer eso es recomendable que le establezcas límites, en caso de que la persona sea muy insistente, le pongas límites todavía más rígidos, en caso de que la persona no respete tus límites, te aconsejo que te alejes de ella lo antes posible, no importa si es la persona en la que más confias o alguien de tu propia familia.

FIN.

Comparte el amor...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments