Mexicano Amoroso Mexicano Narrativo

Breves historias de amor I

EL TIEMPO ESTIMADO DE LECTURA PARA ESTA ENTRADA ES DE: 6 MINUTO(S).

A continuación conocerás algunas historias…

1.- Me enamoré de otro hombre.

Es algo díficil de explicar… El otro día me encotraba en un restaurante, y mientras cenaba con mi novio, con el que por cierto, estoy a un mes de cumplir 5 años que inicié una relación con él, me di cuenta que el hombre con el que estaba cenando no era el mismo hombre que me había llamado la atención en aquella clase en la universidad, no era ese hombre que al mes de que nos empezamos a hablar me invitó al cine; estaba sentada en esa mesa con un hombre al que sencillamente no reconocía.

No me refiero a que me había vuelto loca, o que estaba cenando con otra persona que no era mi novio; de hecho como lo dije al principio estaba sentada en esa mesa cenando con mi novio. De lo que si esoy segura es que mi novio era una persona muy distinta a la que conocí. A mitad de la cena fuí al baño, aproveché que en él no había personas para quedarme viendo frente al espejo un par de minutos, después de verme detenidamente me di cuenta que yo tampoco era la misma mujer de hace 5 años, ya era una mujer totalmente diferente a la que llegué a ser en esa época de mi vida.

Dicen por ahí que el problema de cuando te enamoras de alguien es que debes enamorarte de cada “actualización” de esa persona, fue que comprendí que eso era lo que me estaba pasando esa noche, me di cuenta que mi novio y yo sufrimos muchos cambios (muchas actualizaciones) en esos 5 años, y que independientemente de esto, así seguíamos el uno para el otro. Después salí del baño y al rato terminamos de cenar y nos fuimos.

Toda esta situación me dejó pensando un par de días, y es que hoy, a escasas dos semanas de cumplir el 5to aniversario de la relación con mi novio he tomado la decisión de proponerle matrimonio, sé que la tradición dicta que sea el hombre quién lo haga, pero no importa… Llegué a la conclusión de que lo mejor que te puede pasar en la vida es estar constantemente enamorándote de otro hombre, y que ese hombre sea la misma persona siempre.

2.- Seré novia de mi mejor amigo.

Cuando era niña, recién entré a la primaria fue que conocí a un chico, este chico y yo nos hicimos grandes amigos, al punto que siempre estabamos el uno con el otro, sin embargo, esto no pasaba de una relación de amistad. Los años pasaron, cursamos la secundaria juntos, pero al momento de ingresar a la educación media superior, por cuestiones de trabajo del padre de él, nos tuvimos que inscribir en escuelas diferentes.

El primer mes de bachillerato fue muy complicado para mi, no es que sea de esas personas que si les quitan al amigo no son capaces de hacer más amistades, sólo era que estaba acostumbrada a ver a mi amigo; y es que a pesar de que él y yo nos poníamos de acuerdo para vernos cada fin de semana ya no era lo mismo de antes. Así transcurrió prácticamente todo el bachillerato. Recuerdo que en el último año conocí a otro chico, y a los pocos meses de esto nos hicimos novios, debo de admitir que fue una experiencia demasiado bonita, ya que nunca antes había tenido un novio.

Cuando le conté a mi mejor amigo, él se puso muy contento, me dijo que le encantaba verme feliz. Así pasaron más meses, terminamos este nivel educativo e ingresamos a la universidad, yo me fuí a estudiar “matemáticas”, mi novio se fue a estudiar “arquitectura”, y mi todavía mejor amigo se decidió por “derecho”, ingresamos a una escuela que tiene todas las carreras que da en la misma ubicación, sólo que en facultades distintas, un lugar demasiado grande, del tamaño de una ciudad prácticamente.

Comencé a ver a mi mejor amigo casi todos los días, no siempre podía porque a veces los horarios no coincidían, o había días que salía con mi novio; fue entonces que la chispa con mi novio comenzó a desaparecer, lo que llegué a sentir por él al principio se estaba desvaneciendo, al principio creí que era la monotonía de la relación, pero poco a poco me di cuenta que en realidad el hombre que conocí, el hombre del que me había enamorado estaba cambiando, los detalles con los que me hacía sentir única y especial ya no estaban presentes más que en los aniversarios, san valentín o ese tipos de eventos obligados; pasaron un par de meses hasta que decidí romper con él; debo admitir que fue un golpe duro terminar esa relación que en su momento fue muy agradable.

Como a las dos semanas de mi ruptura me encontraba en un parque que solíamos visitar mi amigo y yo, fue que me di cuenta que desde que conocí a ese hombre simpre a estado presente en mi vida, en los buenos y malos momentos, de esto tiene un par de días. En estos últimos días me he dado cuenta que estoy comenzando a sentir atracción por él, y estoy decidida a no quedarme callada y decirle esto, estoy al tanto de que muchas veces esto suele ser contra-producente, ya que puedo perder incluso su amistad, a pesar de eso he decidido que quiero dedicar parte de mi vida a mi mejor amigo, y la mejor manera de hacerlo es siendo novia de mi mejor amigo.

FIN.

Comparte el amor...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments