Mexicano Estudiantil

Salvando el semestre

EL TIEMPO ESTIMADO DE LECTURA PARA ESTA ENTRADA ES DE: 6 MINUTO(S).

Un semestre cualquiera en tu vida está transcurriendo, todo marcha aparentemente muy bien, todo está tranquilo, relajado, sin molestia alguna, pero espera, todo eso que creías que está pasando es una mera ilusión, el semestre está a punto de terminar, tienes riesgo de reprobar tus materias, y en consecuencia que tus amigos te dejen de hablar, que tu pareja termine contigo, que tus padres te corran de la casa, que tu perro ya no te salude nunca más, entre otras muchas cosas.

Es en este momento en el que te haces una pregunta muy seria, ¿qué debo hacer para salvar el semestre sin morir en el intento, y sobre todo, sin que mi perro ya no me quiera saludar? No te preocupes, es aquí cuando debes aplicar el plan de contingencia para salvar el semestre, con mucha dedicación, y un poco de oración podrás sobrevivir a este semestre, pero tampoco te quieras pasar de listo, existen casos muy especiales que no van a salvar el semestre ni con la orden de un juez federal, en fin.

Plan de contingencia: “Salvando el semestre”

Requisitos:

  1. Ser un alumno con riesgo de fallar como estudiante en el semestre en curso.
  2. Tener ganas de salvar el semestre.

Reglas:

  1. Utilizar este plan de contingencia como última opción para salvar el semestre.
  2. Si otra persona necesita ayuda, deberás hacer lo posible por brindarsela.
  3. No deberás utilizar métodos ilegales o inmorales durante la aplicación de dicho plan de contigencia.
  4. No deberás utilizar este plan de contingencia cada semestre, a menos que realmente seas sumamente descarado.
  5. No deberás revelar este plan de contingencia a los profesores, toda vez que quedó expuesto en el texto “La reunión de las tareas” que la cúpula de poder dentro de la comunidad estudiantil tiene intereses contrarios al beneficio de los estudiantes.

Plan de acción:

1.- Sé realista

Debes estar consiente de tus habilidades como alumno, del tiempo que queda de clases, del tipo de profesor que tengas, entre otras cosas. Aunque considero que los milagros sí existen, no siempre serás afortunado.

2.- Identifica tus materias con mayor riesgo.

En este punto deberás identificar en que materias vas más mal, en que materias no vas tan mal, y en que materias ya no hay nada que hacer.

3.- A mayor posibilidad, mejor resultados.

Aquí tendrás que tomar decisiones fuertes, si la materia se ve salvable, intenta salvarla; si la matera se ve insalvable mejor ni lo intentes; deberás centrar tus esfuerzas en las materias que consideres con mayor posibilidad de ser salvadas.

4.- No faltes a clases.

Aunque ni te guste la clase, deberás hacer lo posible por no faltar a tu clase, sobre todo para saber que es lo que está pasando, hay casos donde no eres el único que va mal en la materia, y existen algunos profesores que tratan de ayudar al grupo en general, solicitando algún trabajo o proyecto final.

5.- Pide ayuda a compañeros que vayan bien.

En la mayoría de los casos, tenemos compañeros que se les facilita la materia en la que tú no más no sabes que hacer, puede pedir ayuda de ellos, quizá ellos necesiten ayuda en alguna materia que a ti se te facilite.

6.- Organiza grupos de estudio con los menos afortunados.

Aunque al principio del semestre, los profesores suelen sugerir que hagas equipos de trabajo para realizar las tareas, y tú no lo hayas hecho, nunca es tarde para intentarlo, puedes hacer grupos de estudio con otras personas que se les esté dificultando la materia, esto servirá para que aclares tus dudas.

7.- Los sacrificios son bienvenidos.

En el tiempo en que somos jovenes, a la mayoría nos gusta estar con nuestros amigos, pero en los siguientes días, hasta recibir una confirmación oficial de que el semestre está a salvo, deberás reducir al mínimo el tiempo de ocio; si es necesario que no duermas durante periodos de 48 horas, no te alarmes he intentalo.

8.- Salvar la mayoría de materias cuenta como salvar el semestre.

No siempre te será posible salvar todas las materias, pero debes tener claro, para términos prácticos, se considera que salvaste exitosamente el semestre si logras salvar la mayor cantidad de materias.

9.- Los milagros ocurren, realiza una oración diaria.

Independientemente de que creas o no en la existencia de seres superiores, puedes intentar hacer una oración, ha habido casos en los que el semestre ya no tenía remedio, y “cosas paranormales” han ocurrido, al final tu calificación reprobatoria es cambiada por una calificación aprobatoria como por “obra de magia”.

10.- El próximo semestre puedes corregir los errores de este.

Si a pesar de tus maravillosos esfuerzos o por causas de fuerza mayor,  no logras salvar el semestre, no te preocupes de más, el próximo semestre puedes recursar tus materias, debo advertirte que no debes aplicar este paso de manera constante, ya que a la larga te irás atrasando en tus estudios.

Consejos finales:

  • No realices actos de brujería o similares.
  • No intentes sobornar a tu profesor.
  • No lleves tu cuerpo al límite.
  • En caso de que este plan de contingencia falle, piensa en una muy buena excusa para tus padres.

FIN.

Comparte el amor...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments