Mexicano Cotidiano

Decisión tomada

EL TIEMPO ESTIMADO DE LECTURA PARA ESTA ENTRADA ES DE: 6 MINUTO(S).

Si alguien nos enseñara a tomar decisiones la vida sería mucho más sencilla, ¿no lo crees? pero, es acaso posible que alguien sea capaz de enseñarnos semejante cosa.

¿Qué es una decisión?

La palabra decisión según el libro sagrado, también conocido como diccionario, significa: Resolución o determinación acerca de algo. En otras palabras, tomar una decisión es proceder a dar una resolución o determinación sobre un asunto.

¿Existen etapas previas o posteriores a la toma de una decisión?

Sí, supongo que sí; pero por si no existieran, decidí inventarme las que a continuación se muestran.

Etapa 1: Invocar al asunto.

Etapa 2: Valorar las alternativas.

Etapa 3: Decisión tomada.

Etapa 4: Vivir las consecuencias.

 

Etapa 1: En esta primera etapa es el momento en el que estás tranquilamente viviendo y de repente surge un asunto o una serie de asuntos que requieren de tu atención, no es que tú invoques al asunto directamente, más bien es una cuestión que está implícita en nuestra vida, es sencillo, los asuntos van a llegar a ti por el simple hecho de vivir. Una vez que llegue el asunto a ti será necesario que lo enfrentes, lo que nos lleva a la siguiente etapa.

Etapa 2: Una vez que el asunto ha logrado captar tu atención, casi en automático te aparecerán opciones de las que deberás escoger alguna de ellas y listo, sin embargo, no siempre nos aparecen “casi en automático”, es más, hay veces que ni siquiera están a simple vista, incluso hay ocasiones en las que hasta parece que se esconden. Si eres de las personas afortunadas que le aparecen estas alternativas prácticamente en automático, me da gusto, pero si eres de las personas que hasta se le esconden, deberás de buscar tus opciones a elegir, una vez que las encuentres tendrás que elegir, lo que causará que entres a la etapa siguiente.

Etapa 3: Esta etapa es la más importante, es necesario aclarar que, tomar una decisión también incluye la omisión de una toma de decisión, es decir, si tú no tomas ninguna de las alternativas y simplemente omites; el omitir no quiere decir otra cosa que decidir no hacer nada. En esta etapa se debe poner en práctica la experiencia que tienes como persona, en el momento que llegues a este punto, sólo recuerda la siguiente frase: “Hazte responsable de tus decisiones”, lo que nos lleva a la siguiente etapa.

Etapa 4: Considero que la palabra consecuencia suena muy fuerte, sin embargo, es la etapa final obligada en la toma de decisiones; independientemente de que hayas tomado una decisión o hayas omitido la toma de una decisión en la etapa anterior, terminarás llegando a esta etapa, en esta etapa sólo es necesario sentarse y disfrutar de las consecuencias de tus decisiones, mismas que serán acordes a la decisión tomada.

 

¿Todos debemos tomar decisiones?

Por supuesto, como mencioné al principio, es algo que se encuentra de forma implícita en esta vida, por lo que independientemente de tu edad, género o creencias constatemente estás tomando decisiones.

¿Cómo sé si mi decisión es la correcta?

Tú decisión será la correcta siempre que seas firme en ella, y que te sientas completamente a gusto al llegar a la etapa cuatro.

¿Las decisiones de otras personas me afectan?

Claro, al vivir en una sociedad las decisiones de otras personas nos afectan en cierta medida. Por ejemplo, el simple hecho de que otras personas decidan tener hijos va a afectar la cantidad de población, y esto afecta directamente la cantidad de recursos con los que contarás tú o tus hijos en un futuro.

¿En qué momento de la vida tenemos que tomar decisiones?

En todo momento. Decides, por nombrar algunas cosas, tu comida, vestimenta, horarios, actividades, etc.; es más, con decir que en el momento que yo escribía este texto me encontraba constantemente decidiendo que plasmar en él, su diseño, su extensión, entre otras cosas.

¿Cómo busco las alternativas si soy de las personas a las que se le esconden?

Pide ayuda a alguien, sobre todo puedes pedir ayuda a alguna persona que haya estado en una situación similar a la que tú deseas solucionar, la experiencia de la otra persona podría ser benéfica para ti.

¿Puedo pedir consejos antes de decidir?

Siempre, pero va depender de la situación, si es una situación simple que no implique asuntos delicados, puedes pedir ayuda a cualquier persona; si es una situación un poco más delicada deberás pedir consejos a personas en las que tengas una plena confianza. Independientemente, debes llegar a ser capaz de tomar decisiones sin pedir ayuda.

Consejo sí, intervención no.

Siempre que pidas ayuda a una persona, deberás limitar su ayuda a un simple consejo, no es recomendable que dejes que la persona intervenga más allá, es decir, no debes dejar que la persona tome la decisión por ti.

Conclusión:

No existe, o por lo menos yo no conozco una fórmula mágica con la que podamos tomar decisiones, lo único seguro es que debemos tomarlas, y debemos aprender a vivir con las consecuencias de las mismas, lo único que te puedo recomendar es que siempre que debas decidir pienses en las posibles consecuencias que traerá tu decisión, si tú estás de acuerdo con las posibles consecuencias, esa será una garantía de que estás decidiendo de manera correcta.

FIN.

Comparte el amor...
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments